Labor de Servicio

Cada uno es el arquitecto y artífice de su propia vida, todo lo que experimentamos lo erigimos interiormente el mundo de la conciencia, atraemos al mundo exterior lo que pensamos y recién ahora estamos comenzando a comprenderlo.
Los pensamientos son las ondas más poderosas que existen en el universo y son tan reales que cualquier cosa que puedas ver o sentir con tus sentidos, que todo lo que te rodea... aunque sean intangibles.
La Proyección
Por medio del mecanismo inconsciente de la proyección, la psiquis profunda – el inconsciente - hace que ciertos aspectos de nuestro ser más vasto (los cuales, con frecuencia, son inaceptables para el ego) parezcan ser verdades objetivas, o bien, rasgos de lo que llamamos el mundo externo, el mundo “real”. No nos damos cuenta de que ha ocurrido una proyección de nuestro propio material interno. Pensamos que los acontecimientos y las personas son como los percibimos, y no nos damos cuenta de que hemos distorsionado la realidad externa por medio de energías inconscientes que influyen en nuestra percepción.

Cuando algo ha sido proyectado, lo percibimos como si realmente le perteneciera a otro/s. Tal como ocurre con el proyector de un cine, proyectamos sobre una pantalla externa una característica personal que luego parece existir afuera.

La visión es un fenómeno muy complejo que nos permite percibir internamente a los objetos y personas del mundo externo. El órgano que realiza este proceso es el cerebro, y la función del ojo es transformar las vibraciones electromagnéticas de la luz en impulsos nerviosos que se transmiten al cerebro. Dentro de nuestros ojos, el mundo está al revés: cuando una imagen atraviesa nuestras pupilas se invierte, y se desconoce el mecanismo que hace que la imagen vuelva a estar derecha. Además, en el punto de unión entre la retina y el nervio óptico existe un punto ciego, que carece de células fotosensibles; no obstante, a nivel visual no vivenciamos ese agujero.

Las imágenes que percibimos son modificadas y rellenadas por factores internos, y esto plantea un interrogante acerca de la naturaleza de la realidad que pareciera existir de manera objetiva, clara y obvia.

Cuando un patrón energético se encuentra activo en el inconsciente de una persona, y la realidad externa contiene un acontecimiento, persona o acción que se asemeja, aunque sea remotamente, a este patrón, el individuo proyectará el patrón inconsciente sobre la realidad externa.

Obviamente, esto puede crear una distorsión en la percepción de la realidad externa, de la cual el individuo no es consciente. Esto nos permite comprender la causa por la cual las personas con frecuencia describen el mismo acontecimiento de maneras muy diferentes.

El dedo acusador es una técnica sumamente útil para recordarnos que ha ocurrido una proyección. Este es un concepto oriental sumamente antiguo. Cada vez que te des cuenta de que estás apuntando el dedo acusador contra algo o alguien —ya sea el gobierno de otro país, temas relacionados con las armas nucleares, la forma en la cual alguna persona se viste o se comporta, o como te sientes respecto de un adulto que abusa sexualmente de los niños—¡la mano que está apuntando tiene tan sólo un dedo apuntando hacia afuera, mientras que hay tres dedos que apuntan hacia ti! Este concepto es sumamente acertado, dado que la verdadera lucha con el material se encuentra fundamentalmente en los niveles inconscientes de tu propia naturaleza... y por lo tanto, más allá de tu percepción consciente.

La reacción es la consecuencia de tu propia defensa contra tu conocimiento inconsciente de que aquello que estás enjuiciando, aquello que crees que es tan terrible allí afuera, es de hecho una característica, impulso, o patrón dentro de ti, que seguramente se evidenciará periódicamente en tu propia vida. Y en la medida en que permanezcas inconsciente de lo que está ocurriendo, la energía psíquica que gastas a fin de defenderte y continuar proyectando deja de estar a tu disposición para ser utilizada para tu transformación psicológica y espiritual.

Cuando expandimos nuestra autorrealización al retirar el material que proyectamos sobre la pantalla de la vida, nos damos cuenta de la razón por la cual los sabios se refieren a la realidad externa como un espejo de lo interno. Todo lo que se vivencia “afuera” tiene equivalentes internos.

La mayoría de las personas que busca evolucionar mediante la toma de conciencia de sus sentimientos reactivos —las formas en que reaccionan debido a la proyección sobre el mundo externo de sus propios aspectos no resueltos y repudiados— se sienten conmocionadas al descubrir que la intensidad de sus proyecciones es mucho mayor de lo que inicialmente suponían.

La vida es siempre el espejo de nuestra realidad interior.
(Adaptado del libro Avalanche, de W. Brugh Joy, y de mi libro La Sombra. Cómo iluminar nuestros aspectos ocultos)
ALICIA SCHMOLLER
La máscara y la sombra en nuestros vínculos
La sombra comienza a formarse en la infancia con la represión de las cualidades criticadas y rechazadas por nuestros padres. Este proceso, que continúa luegAñadir imageno con otras figuras significativas, contribuye al desarrollo de la máscara, compuesta por todos los rasgos que empleamos para obtener el amor y la aprobación de los demás.

Si bien la máscara es necesaria y útil a fin de funcionar adecuadamente en una serie de situaciones, el esfuerzo por proyectar la imagen deseada no es inocuo: no podemos acceder a nuestro ser esencial si quedamos excesivamente apegados a nuestro ser inauténtico.

La sombra se manifiesta especialmente en nuestros vínculos, que constituyen la base, los cimientos de nuestra vida. Sin embargo, pese a su importancia, las relaciones suelen ser un área conflictiva para muchas personas. A partir de nuestras experiencias infantiles, hemos desarrollado una variedad de estrategias para evitar el dolor. Si bien su función es protegernos, nuestros patrones defensivos recurrentes a menudo nos dejan solos y aislados.

Uno de los propósitos de las relaciones – en particular, la relación de pareja - es la expansión de nuestra conciencia y de nuestro corazón. Por esta causa, las relaciones tienden a reactivar los conflictos y las heridas irresueltas: para que logremos sanarlas y trascenderlas. De este modo, nos enfrentan con la necesidad y el desafío de realizar un trabajo de apertura y crecimiento personal.

Una buena relación no es un regalo, sino un logro.
ALICIA SCHMOLLER
Para concienciarnos para valorar lo que tenemos

Si piensas que no estás satisfecho, mirarlos.

Si crees que tu sueldo es bajo, ¿qué hay de ella?
Si piensas que no tienes muchos amigos ...

Cuando pienses darte por vencido, piensa en este hombre...

Si crees que sufres en la vida, ¿sufres tanto como lo hace el?

Si te quejas acerca de tu sistema de transporte, ¿qué hay de ellos?

Si tu sociedad es injusta contigo, ¿qué hay de ella?

Disfruta de tu vida cómo es y cómo viene.
Algunas cosas son peores para otros y mucho mejor para nosotros.
¿El estudio te resulta molesto?

¡A ellos NO!

¿Odias las verduras?
Ellos se mueren de hambre de hambre¡
Te cansa la atención que te dan tus padres?

Ellos no tienen¡

¿Cansado de los mismo jueguetes?

Ellos no tienen opciones¡

¿Te disgusta no tener tu marca favorita de calzado?

Ellos sólo tienen una marca¡

¿No estas agradecido por tener una cama para dormir?

Ellos tienen deseos de no despertar ¡

Hay muchas cosas en tu vida que te llama la atención, pero sólo unos pocos se captura su corazón....
¿Todavía te quejas?
Observa a tu alrededor y se agradecido por todo lo que tienes en esta vida transitoria
Somos afortunados, tenemos mucho más de lo que necesitamos para estar contentos. Vamos a no tratar de alimentar a este fin en el que esta "moderna avanzada" la sociedad se olvida e ignora los otros dos tercios de nuestros hermanos y hermanas.
No es lo mismo pasar por la vida, que la Vida pase a través de uno
El grupo de jóvenes del asentamiento Rayito de Sol tuvo el bautismo de fuego en el servicio hace un mes en la rivera de Quilmes, cuando juntaron 20 bolsones con alimentos para entregar a los más pobres de ese lugar.
Un mes después, en la calurosa siesta de este 24 de Diciembre, entre casitas de chapa, hacinamiento de familias numerosas y los olores típicos de la pobreza, ese mismo grupo volvía a encontrarse con el servicio. Tenían ganas de estar, de ser útiles a la vida, porque no es lo mismo pasar por la vida, que la Vida pase a través de uno.
Nos juntamos en el centro comunitario Carrusell, gente amiga con la que también compartimos muchos servicios. Diana Pilo, es la líder del centro. Una manzanera que fue guiándonos por el barrio, conociendo muy bien las necesidades de cada familia.

Lujan
En esta foto aparece junto a nosotros Luján, hija de Diana. Es una niña de 14 años que tiene el mismo tipo de cáncer que tenía el niño Patricio: Neuroblastoma. Es terminal, hace tiempo que dejaron de darle quimioterapia, solo le suministran morfina cuando hay dolor. Ella, cuando llegamos a esa zona, siempre camina con nosotros los servicios. Siento que eso fortalece sus defensas, que le van estirando los tiempos… Cuando llegó a Quilmes, Francisco estuvo con ella, y le realizó un ejercicio para sacarle los miedos, pues Luján le contó que no podía dormir porque la visitaban “seres feos” por las noches…
La Armada Brancaleone
Que mezcla! Servidores de Quilmes, Rayito de Sol y Carrusell rumbo a la zona del asentamiento en el Rio.
Me preguntaba que nos Unía con esas Almas con las que sentía tanta afinidad…
¿Algunas tropelías en común? Estamos alejados en la escala social, en gustos, en educación, en formación, en actitudes. Estaban tan alejadas nuestras personalidades y tan cerca nuestras Almas…
Estos jóvenes están experimentando un rescate colectivo. Son hijos que buscan redimirse, lo sepan o no, a través del dar concientes, de ser útiles a la humanidad, después de depredar y de caer sumergidos en los pantanos del astral vida tras vida.
Experimentan la redención no desde el estudio de los libros del Tibetano, sino desde la simpleza de acción que indica el Tibetano en sus libros.
Pensemos que millones de compañeros de camino diseminados por todo el planeta, se la pasan leyendo y no ejecutan ninguna de las acciones simples de Servicio a la Humanidad que sugieren esos libros.
Leer y no ejecutar es una desafortunada pérdida de tiempo, Ejecutar sin leer, iluminados por la Pureza de Intensión es Síntesis.
Es seguir el Plan, no de una manera académica, sino de una manera redentora.
¿Que se lleva uno de la vida? Uno solamente se lleva puesto lo que ha vivido…
En este 2do servicio se superaron a si mismos. En lugar de 20 bolsones llevaron 35 y, como están elaborando el proyecto de panadería, entregaron 35 bolsitas con pizzetas y 35 con galletitas, hechas por ellos mismos.
Había que quedarse quietito y verlos caminar por la villa.
Eran reconocidos con agradecimiento por los vecinos que ya los habían visto el mes anterior.
Ese reconocimiento les hinchaba el pecho de contentos.
Para los que éramos profundos espectadores de los desplazamientos de estos jóvenes, sentíamos La Gracia impregnando el lugar, y el Uno, la Unidad, impregnando todos los corazones.
Fue una bella y coherente jornada de vísperas de Navidad…
Abrazos
Ruben
El Fundamento del Servicio
El fundamento del servicio es la fraternidad, la comprensión interna de la unidad espiritual como un hecho de la naturaleza, y el consiguiente esfuerzo para dirigir y dar forma a los actos de nuestra vida, a fin de contribuir en alguna medida a la armonía del todo, acrecentando lo bueno y trasmutando en superior lo inferior, en nuestra esfera de influencia y el medio ambiente, incluyendo nuestra propia personalidad.
Para que el servicio sea eficaz debe prestarse en forma inteligente. Esto requiere saber juzgar y discriminar. El servidor debe saber valorar sus recursos en relación al objetivo, la causa o persona a quien vaya a prestar servicio. Debe reconocer el momento oportuno para el esfuerzo, la economía en el empleo del tiempo y de la energía, así como los medios materiales en la prestación del servicio.

Sin embargo, el factor más importante es prestar un servicio eficaz y amoroso, porque el amor es radiactivo y magnético y logra penetrar y armonizar las situaciones más difíciles, donde ninguna cualidad o cualidades hubieran podido penetrar y actuar.
Es una alegría y un privilegio poseer tal constitución, pues podemos servir mediante la profunda comprensión de nuestra unidad con lo divino. Sin embargo, para aquellos que no puedan establecer un contacto interno con esta realidad y echan de menos esa satisfacción emocional, pueden servir por la convicción intelectual de que es lo correcto. Será alentador recordar que muchos son los caminos que conducen a la cumbre de la montaña y que allí convergen todos ellos. Pero antes de lograr la meta final, el servidor que no es emotivo comenzará a experimentar la riqueza de la “gracia de Dios”, no importa cuál sea su línea de desarrollo.

“Busca la perfección en la acción”, aconseja un sabio Instructor, siendo en verdad un buen consejo, porque todos cometemos errores – aunque los móviles sean los más puros – especialmente al principio de nuestro desarrollo espiritual. El error más común es aplicar medios y métodos inadecuados para los fines perseguidos: dar consejos cuando no son necesarios; dar dinero en vez de un ejemplo personal de cómo ganarlo y hacer resaltar los defectos del carácter cuando correspondería presentar personas de un nivel y normas deseables, lo cual produciría el estímulo apropiado para despertar el deseo de progresar en la correcta dirección.

El hombre tiene una infinita capacidad para progresar y expandirse, y se empequeñecerá si no se le da lugar a ello. El único tipo de actividad que le proporciona la oportunidad de crecer hacia diversos estados y direcciones, para lo cual tiene una inherente capacidad, es la que llamamos Servicio. Aunque el móvil del hombre sea el deseo egoísta de progresar, el egoísmo inteligente lo llevará al sendero del servicio como la ruta más directa hacia su meta. El hombre se distingue por dos características que son realmente una: la persecución de la felicidad y la del conocimiento, En el libro La Voz del Silencio” se dice: “Para alcanzar el Nirvana, se debe obtener el conocimiento de sí mismo, y este es hijo de las acciones amorosas.

“Esparce la luz adquirida…” dice el mismo libro. Es notable observar cuán poco nos damos cuenta que atesorar conocimiento es tan reprobable como acumular cualquier otra clase de riqueza y poder, y que de nada sirve mucho conocimiento superficial y no asimilado que no sea trasmitido con exactitud ni esté a disposición de quien lo necesita. Si deseas que la corriente de ese conocimiento duramente adquirido, permanezca como una corriente de agua dulce, no debes permitir que se convierta en una laguna de aguas estancadas. El agua que corre se purifica a sí misma. Un antiguo axioma dice: “Toma y da, conoce y realiza”. Esto es esencial para que el hombre mantenga en forma continuada su progreso, y su desarrollo fluya en rítmica armonía.

El servidor que produce efectos de largo alcance es aquel que estudia para comprender las causas a fin de producir los efectos deseados. El campo terapéutico reparador, cuyos pacientes claman por simpatía y alivio, es mucho más dramático; pero el campo de la medicina preventiva es infinitamente más rico en resultados. Cada campo requiere de trabajadores y, no importando dónde trabajemos, debemos esforzarnos por servir impersonalmente, sin esperar recompensa ni temer al fracaso, y perseverar en ello como si fuéramos a durar eternamente.
Regina Keller
Construir con la compasión
"La mayor influencia de la tradición budista en mi propia forma de pensar ha sido la del énfasis en el papel central de la compasión en la adquisición del conocimiento. Según el punto de vista, no puede haber sabiduría sin compasión, lo que para mi significa que la ciencia carece de valor si no va acompañada de una preocupación social."
Fritjof Capra


"El mejor mundo es el que se construye con el sentido de la compasión."

Francisco José Monllor

¿Quienes somos?
Somos un grupo de voluntarios sin ningún tipo de vinculación de tipo político, religioso, social, cultural o de otro tipo. Nos une una única voluntad: servir y ser útiles a las necesidades del ser humano.
Realizamos una labor sencilla pero significativa de cara a aportar un pequeño bienestar a todas aquellas personas que lo necesiten.
Todos los voluntarios participan de forma totalmente desinteresada, ya que tanto la participación como la filosofía del Centro de Coordinación de Ayuda al Necesitado es puramente altruista y sin ánimo de lucro.
Cada voluntario pones sus propios medios para realizar esta labor.

¿En qué consiste nuestra labor?
El objetivo es saludar y dar ánimo a los enfermos entendiendo que se trata de personas desarraigadas de su entorno familiar y social cotidiano, y que muchas de ellas están en procesos de enfermedad que pueden ser molestos y dolorosos. Los acompañantes y familiares también reciben este acompañamiento.
Visitamos también zonas marginadas con este mismo fin, además de aportar algo de comida, ropa, calzado o enseres diversos.

Nuestro mensaje humanitario
No tratamos de llevar un mensaje social, político o religioso. El fin es exclusivamente acompañar a la persona hospitalizada o de alguna zona marginal durante unos minutos de forma periódica. Este sencillo hecho creemos que mejora la actitud anímica de la persona y contribuye a un bienestar en todo lo que humanamente le podamos aportar.

¿Quiénes colaboramos?
En este grupo de voluntarios hay personas de todo tipo desde simples amas de casa o trabajadores de diversos ramos profesionales, hasta voluntarios que han tenido experiencias en distintos campos de la asistencia.
El sentido de la Labor de Servicio
El mayor consuelo en la desgracia es encontrar corazones compasivos.
Menandro

La Labor de Servicio al prójimo no es entendida como la obligación o regla para ser bueno, cumplir con un mandamiento o fórmula para alcanzar la bondad. No es tampoco un simple acto de caridad, ni un gesto cristiano para testimoniar los principios en los que se cree.
El Servicio es un acto para crear la fuerza interior que nos conecta y descubre con partes internas profundas y poco accesibles por la vida material. Sobre todo con la fuerza mayor que despierta hacia la verdadera noción de lo que llamamos Amor: La Compasión.

El contacto con la necesidad, el dolor, la soledad, el abandono, la pobreza, el hambre, la enfermedad… del necesitado nos recuerda lo más humano del ser que está más en contacto con lo divino y superior que queremos alcanzar.

Del mismo modo como vemos que tras una catástrofe surgen espontáneamente un sentimiento humanitario general donde abunda la piedad, la misericordia y el altruismo, en definitiva lo mejor y más humano, el servicio nos rescata de una vida material, egoísta, enajenante y superficial devolviéndonos el sentido de la una conciencia espiritual.

La Labor de Servicio fundamentalmente se divide en dos grupos que son la sanación emocional y la ayuda al necesitado.
Cada tipo de servicio requiere de la preparación adecuada. El deseo de servir solo no es suficiente. Por ello, es preciso adquirir el conocimiento acerca de cómo servir y equiparnos para el servicio. Servir con conocimiento abre las fuentes superiores del aprendizaje y de la sanación personal. El valor del conocimiento y el servicio se encuentra en ajustar la personalidad con el alma y el alma con el espíritu.
¿Qué es la caridad?
Encontramos la caridad en el mas alto nivel de la conciencia humana.
Doménico Cieri Estrada

En la caridad el pobre es rico, sin caridad todo rico es pobre.
San Agustín

La caridad es el océano desde donde salen y a donde van a parar todas las demás virtudes.
Henri Lacordaire

Las obras no son de caridad cuando se hacen por interés.
Don Bosco

La caridad según el sentido de mi imperio, es la colaboración.
Antoine De Saint Exupery

La caridad empieza en casa, pero no termina allí.
Thomas Fuller

Lo mejor que puedes dar a tu enemigo es el perdón; a un oponente, tolerancia; a un hijo, un buen ejemplo; a tu padre, deferencia; a tu madre, una conducta de la cual se enorgullezca; a ti mismo, respeto; a todos los hombres, caridad.
John Balfour
Ayudarnos para ayudar a los demás
La sabiduría se obtiene con una fórmula sencilla.
Es como un panadero, que primero aprende la teoría de como se prepara el pan, que ingredientes lleva, cuanto tiempo debe estar en el horno, etc. Pero el panadero no puede hacer el pan con solo la teoría, tiene que hacer la práctica para tener el resultado final que es el pan.

La mayoría de las personas dice tener sabiduría o saber mucho pero solo llegan a saber a través de la lectura, pero nunca llegan hacer la práctica que es la clave para obtener la sabiduría.Entonces la fórmula es: "teoría" que es como se prepara el pan, que ingredientes lleva, "lectura" que es instruirse y seguir pasos de cómo se lleva a cabo los procedimientos desde conseguir todos los ingredientes hasta tener el resultado final.

Y por último tenemos la "práctica" que muchos dicen por ahi, "la práctica hace al maestro" que es el realizar el pan, haciendo la mezcla de todos los ingredientes, ponerlo en moldes y llevarlo al horno.Este es un ejemplo de cómo se obtiene la sabiduría. Lo podemos aplicar a cualquier cosa que realicemos.Lesther Castillo