Labor de Servicio

Cada uno es el arquitecto y artífice de su propia vida, todo lo que experimentamos lo erigimos interiormente el mundo de la conciencia, atraemos al mundo exterior lo que pensamos y recién ahora estamos comenzando a comprenderlo.
Los pensamientos son las ondas más poderosas que existen en el universo y son tan reales que cualquier cosa que puedas ver o sentir con tus sentidos, que todo lo que te rodea... aunque sean intangibles.
Nochebuena 2011 con los más necesitados
Un día especial para estar con aquellos que sienten la soledad con más intensidad en estas fechas. Ellos nos recuerdan lo mucho que tenemos que tener presente a quienes en estas fiestas carecen amor, consuelo ni compañía.







Trabajar y Reflexionar !que Bendición!















Ver el vaso medio lleno y restar importancia al medio vacío, es un buen cambio de actitud que me toca hacer para abrirle el camino a la familia.
Es cierto que mis primos y los tíos están muy lejos de un aura familiar estable y ver solo eso fue lo que hice en el pasado analizar sus carencias y sentir rechazo de su sombra.
En cambio de esta nueva manera de entrar en ellos, es hacer foco en lo positivo que traen para desplegar en la encarnación.
Y sumarle a las cualidades que traen, las dosis graduadas del trabajo desinteresado, que se me permita hacer con ellos.

Si a mí que me toca estar más esclarecido que ellos, y no puedo ver sus calidades, entonces:
¿Cómo van a llegar a una vida de trabajo sobre las virtudes?

Para eso debo cambiar primero contribuyendo con una actitud agradecida y sin quejas.
Sus miserias, sus egoísmos dan mal olor y no por eso voy a dejar de amarlos, acaso que mal oliente soy para mis amigos más crecidos, y todo lo que han hecho siempre fue contenerme y esperar con paciencia a que pudiera cambiar…

El Servicio Desinteresado es Magnético, es un Imán para la familia, se sienten desbordados por la Energía Grupal y eso los induce a transitar una zo-na nueva, por la que van entrando de a poco y sin darse cuenta, una gran protección los envuelve de forma inconsciente, algo más profundo comienza en ellos, es eso que vos nos decías hace muchos años en Ituzaingó, cuando em-pezamos de la mano de Martín a entrar, y cuando nos dimos cuenta, ya estábamos protegidos de tal manera que no queríamos regresar a la vida común.

Una Energía que convence sin atar, y atrae aun sin convencer.

Ayer después de trabajar, empecé a pensar en mis primos Amed y Maia los hijos del tío, que están viviendo solos en un departamento en Once.

Estaba cansado, y algo me decía que era un buen momento para visitarlos, cuando llegué estaban armando un bajo mesada (de esos que viene la madera cortada y se arma con un planito,) entre mi prima, su mamá, y el novio de mi prima.

Eso me produjo mucha alegría compartimos el trabajo, y pude ser muy útil para ellos, todos los que estábamos, habíamos trabajado durante el día, y el dialogo se daba al mismo tiempo que se compartía la tarea, imposible no pensar en Marcos y todas las veces que compartimos tareas, todas las veces que trabajé con tanta alegría.

Como sin tener nada material para darles como un regalo o algo así, es-taban las herramientas, las ganas de trabajar y compartir.

Al día siguiente me ofrecí para ayudarles con la alacena, recordando el trabajo de Marcos en la casa de Clarita, llevé los soportes de chapa para sujetar la alace-na, y darle firmeza al mueble, fue una sorpresa que no se esperaban.

Siento que estoy en la Universidad de la Vida… ¡¡cuánto se aprende!!!
Todo se aprovecha.

Ahora comprendo más eso que vos me decías en mi peor momento:
“Si te agarras del pincel vas a salir de la crisis”
Cuanto más útil soy ahora que antes
Cuantos valiosos amigos me enseñaron a trabajar
Cuanto amor se puede dar de ese modo
Cuanta contención recibo
Cuantos días y días de climas dorados hicieron falta para que pudiera abrazar con la energía grupal a alguien de mi familia

De ahora en más no tengo expectativas de los cambios, que ellos hagan o no.
Estoy agradecido de la Vida Grupal, que me hace tanto bien, y que con su conciencia me formó, para que pueda entregar lo que sembraron en mi corazón.

Gracias Máximo por la disciplina de papá, por la educación, por la contención, por no negociar con mis bajezas.

Todo lo que pido es hacerle un bien a la Vida, del modo en que me fue hecho a mí.
Cuando logro ver esa luz brillar sobre otro, cuando logro dar, se reciclan las energías y lo que era dolor se hace buena actitud…

Que regocijo genera servir y sentir la Bondad que opera a través de uno, que no significa que yo sea bueno, es una Bondad superior a mí, con la cual fui amantado por todos ustedes queridos amigos, que me abrieron los brazos infinidad de veces, de ese amor estoy impregnado que bien hace compartirlo…
Los quiero mucho a todos

De cuantos valores nos impregna la Vida Grupal.
Un hijo de ustedes
Ale

Después que terminamos el trabajo con mis primos, el último día al despedir-me, les pedí ayuda para pintar el próximo feriado, lo que falta del departamento de la tía en Morón, y los chicos aceptaron contentos, al irme le dejé a cada uno una foto-copia de la siguiente cartita:
Amed, Maia, Ignacio y tía Susana
La Proyección
Por medio del mecanismo inconsciente de la proyección, la psiquis profunda – el inconsciente - hace que ciertos aspectos de nuestro ser más vasto (los cuales, con frecuencia, son inaceptables para el ego) parezcan ser verdades objetivas, o bien, rasgos de lo que llamamos el mundo externo, el mundo “real”. No nos damos cuenta de que ha ocurrido una proyección de nuestro propio material interno. Pensamos que los acontecimientos y las personas son como los percibimos, y no nos damos cuenta de que hemos distorsionado la realidad externa por medio de energías inconscientes que influyen en nuestra percepción.

Cuando algo ha sido proyectado, lo percibimos como si realmente le perteneciera a otro/s. Tal como ocurre con el proyector de un cine, proyectamos sobre una pantalla externa una característica personal que luego parece existir afuera.

La visión es un fenómeno muy complejo que nos permite percibir internamente a los objetos y personas del mundo externo. El órgano que realiza este proceso es el cerebro, y la función del ojo es transformar las vibraciones electromagnéticas de la luz en impulsos nerviosos que se transmiten al cerebro. Dentro de nuestros ojos, el mundo está al revés: cuando una imagen atraviesa nuestras pupilas se invierte, y se desconoce el mecanismo que hace que la imagen vuelva a estar derecha. Además, en el punto de unión entre la retina y el nervio óptico existe un punto ciego, que carece de células fotosensibles; no obstante, a nivel visual no vivenciamos ese agujero.

Las imágenes que percibimos son modificadas y rellenadas por factores internos, y esto plantea un interrogante acerca de la naturaleza de la realidad que pareciera existir de manera objetiva, clara y obvia.

Cuando un patrón energético se encuentra activo en el inconsciente de una persona, y la realidad externa contiene un acontecimiento, persona o acción que se asemeja, aunque sea remotamente, a este patrón, el individuo proyectará el patrón inconsciente sobre la realidad externa.

Obviamente, esto puede crear una distorsión en la percepción de la realidad externa, de la cual el individuo no es consciente. Esto nos permite comprender la causa por la cual las personas con frecuencia describen el mismo acontecimiento de maneras muy diferentes.

El dedo acusador es una técnica sumamente útil para recordarnos que ha ocurrido una proyección. Este es un concepto oriental sumamente antiguo. Cada vez que te des cuenta de que estás apuntando el dedo acusador contra algo o alguien —ya sea el gobierno de otro país, temas relacionados con las armas nucleares, la forma en la cual alguna persona se viste o se comporta, o como te sientes respecto de un adulto que abusa sexualmente de los niños—¡la mano que está apuntando tiene tan sólo un dedo apuntando hacia afuera, mientras que hay tres dedos que apuntan hacia ti! Este concepto es sumamente acertado, dado que la verdadera lucha con el material se encuentra fundamentalmente en los niveles inconscientes de tu propia naturaleza... y por lo tanto, más allá de tu percepción consciente.

La reacción es la consecuencia de tu propia defensa contra tu conocimiento inconsciente de que aquello que estás enjuiciando, aquello que crees que es tan terrible allí afuera, es de hecho una característica, impulso, o patrón dentro de ti, que seguramente se evidenciará periódicamente en tu propia vida. Y en la medida en que permanezcas inconsciente de lo que está ocurriendo, la energía psíquica que gastas a fin de defenderte y continuar proyectando deja de estar a tu disposición para ser utilizada para tu transformación psicológica y espiritual.

Cuando expandimos nuestra autorrealización al retirar el material que proyectamos sobre la pantalla de la vida, nos damos cuenta de la razón por la cual los sabios se refieren a la realidad externa como un espejo de lo interno. Todo lo que se vivencia “afuera” tiene equivalentes internos.

La mayoría de las personas que busca evolucionar mediante la toma de conciencia de sus sentimientos reactivos —las formas en que reaccionan debido a la proyección sobre el mundo externo de sus propios aspectos no resueltos y repudiados— se sienten conmocionadas al descubrir que la intensidad de sus proyecciones es mucho mayor de lo que inicialmente suponían.

La vida es siempre el espejo de nuestra realidad interior.
(Adaptado del libro Avalanche, de W. Brugh Joy, y de mi libro La Sombra. Cómo iluminar nuestros aspectos ocultos)
ALICIA SCHMOLLER
La máscara y la sombra en nuestros vínculos
La sombra comienza a formarse en la infancia con la represión de las cualidades criticadas y rechazadas por nuestros padres. Este proceso, que continúa luegAñadir imageno con otras figuras significativas, contribuye al desarrollo de la máscara, compuesta por todos los rasgos que empleamos para obtener el amor y la aprobación de los demás.

Si bien la máscara es necesaria y útil a fin de funcionar adecuadamente en una serie de situaciones, el esfuerzo por proyectar la imagen deseada no es inocuo: no podemos acceder a nuestro ser esencial si quedamos excesivamente apegados a nuestro ser inauténtico.

La sombra se manifiesta especialmente en nuestros vínculos, que constituyen la base, los cimientos de nuestra vida. Sin embargo, pese a su importancia, las relaciones suelen ser un área conflictiva para muchas personas. A partir de nuestras experiencias infantiles, hemos desarrollado una variedad de estrategias para evitar el dolor. Si bien su función es protegernos, nuestros patrones defensivos recurrentes a menudo nos dejan solos y aislados.

Uno de los propósitos de las relaciones – en particular, la relación de pareja - es la expansión de nuestra conciencia y de nuestro corazón. Por esta causa, las relaciones tienden a reactivar los conflictos y las heridas irresueltas: para que logremos sanarlas y trascenderlas. De este modo, nos enfrentan con la necesidad y el desafío de realizar un trabajo de apertura y crecimiento personal.

Una buena relación no es un regalo, sino un logro.
ALICIA SCHMOLLER
Servicio en escuelas del interior de Argentina
Estar una semana lejos del compartir físico con los compañeros grupales fue una eternidad, y aún así todo pasó muy rápido. No hubo un solo minuto que perder en este proceso de contacto con aquellos chiquitos que habíamos estado apadrinando desde años atrás, pero que no conocíamos en persona.

La calidad de encuentros fue puntillosamente guiado, aún los más insignificantes, pues todo se sentía bullir en una hermosa e intensa labor, que abrió mucho nuestro funcionamiento como “cómplices y equipo de pareja”.

No sé de que otro modo definirlo, pero fue bello vernos a nosotros mismos desempeñando roles armónicos, acompañando a aquellos que nos guiaron en cada provincia, por haberse hecho eco de la labor solidaria y haber cargado en sus “espaldas” o mejor dicho”corazones etéricos” tal labor.

En realidad los procesos se vieron apoyados en las fuertes columnas de la compasión, el amor por la dación y el simple desinterés de estas familias. Los dos primeros días la responsabilidad recayó sobre una familia, cuyo dueño de casa Germán Menapace, era sobrino de Mamerto Menapace el sacerdote tan conocido por Ruben.

En otras líneas haremos la descripción lineal de los hechos puntuales vividos, pero en síntesis se podría decir que se tomó contacto con aquellos “acompañantes de Ashrama” que sin ejercer el discipulado a conciencia, sí forman parte indiscutible del plantel de labores, y responden al llamado del servicio sin titubear.

La agilidad de los miembros de la familia que nos contuvo en Santa Fe era muy particular. Nos ofrecieron su hogar y nada nos faltó. Como avezado y activo Scout, nos llevó con precisión y claridad a todo un itinerario de Escuelas, en medio de tierras extremadamente estériles, resecas y “aparentemente olvidadas”.

A las 5 de la mañana (con una eficiencia digna de la mejor disciplina) nos despertaban y salíamos a recorrer y a entregar donaciones. Llevados por este padre de familia, sentíamos que nada podía salir mal, y con sencillez y optimismo, lograba mover los hilos necesarios para que las colaboraciones necesarias se alcanzaran.

Los niños esperaban silenciosos y tímidos con calores agobiantes en los establecimientos escolares, en compañía de sus maestros. El agua en estos parajes es un don preciosísimo y escasamente encontrado, así que lo mejor que podían ofrecernos era eso al llegar a cada destino.
Es doloroso ver como en Buenos Aires no se tiene noción de lo que significa para otro Argentino de estos parajes, ver como se tira un simple “balde de agua”, ya que la única que existe es por lo general la que se junta por un sistema de canaletas en un tanque cisterna bajo el suelo.

De lo contrario la municipalidad entrega semanalmente un botellón de 10 litros de agua en cada hogar, y con eso debe alcanzar para todo. Una misma agua puede servir para bañarse, lavar los platos e inclusive la ropa y regar la quinta.

Invisibles hilos de “confiabilidad” fueron armando tales itinerarios desde la “aparente nadidad” y como ineludible consecuencia, la responsabilidad hilvanó a esta familia cariñosa, la que cumplidos los dos días nos llevaron hasta el ómnibus que nos llevaría a Posadas, Misiones y de allí a Oberá, hasta el domicilio de una familia poseedora de campos de té y yerba mate, cuya hija Raquel Munaretto, es directora de una escuela rural, la Nº. 456 de Campo Ramón a la que asistimos desde unos años atrás.

Una vez más fuimos contenidos por una familia, que ya habían compartido con mis padres años atrás en otro viaje de ellos a Misiones. El matrimonio de 80 años y su hija (en cierto modo muy parecido al de una monja pero sin hábito) agradecían la comida como nosotros con gran unción, y los temas de conversación eran profundos, sencillos y naturales.

A pesar de los años saltaban pícaras llamaradas de romanticismo pudoroso entre los dos, hilado por el usual optimismo y agilidad laboriosa. Aquí también estaban levantados desde las 5 pues había mucho que hacer en el campo y en la Escuela.

A pesar de las distintas provincias y familias, ambas daban una nota tonal que coincidía en ejercicios virtuosos, que culminaron en este encuentro que nos permitió recorrer varios establecimientos escolares allí también y disfrutar de un compartir sumamente nutritivo.

Ya contará Juan en otras líneas otros enfoques del mismo viaje, en el cual a pesar de las copiosas lluvias del lugar, nos llevaron haciendo 350 kms. hasta las cataratas del Iguazú, para que las conociésemos.

En ese lugar, y ante ese escenario se pierde la noción del tiempo lineal y el espacio cobra otra dimensión. No hay palabras para describirlo, pues los sentidos comunes no alcanzan a incluir todo lo que se desarrolla allí, bajo ese húmedo y colorido escenario natural.

Involuntariamente sin tener la más mínima intención, las coordenadas del espacio y el tiempo hicieron que fuéramos llevados a los establecimientos “justamente en el momento del acto final”, así de buen agrado o nó, era lanzada con rapidez al escenario, y los directivos pedían que hablara a los papás del alumnado.

En esos momentos le pedía a Dios hablar con el corazón e inspirada por la energía grupal, la que no faltó en ningún instante. Nos veíamos con Juan, como envueltos en una gran burbuja , a la cual personas de los más distantes lugares y diversos estratos éramos citados para asistir y transmitirnos algo necesario.

PROVINCIA DE SANTA FE: MALABRIGO
Esta es la familia Menapace, con la que compartimos nuestros 2 días de labor. Germán, Viviana su esposa, Belén de 9, Nacho de 4 y el bebé de dos meses.
Gracias a este compañero, la labor se hizo posible.










































Esta es la Escuela del Director al que le falta una mano.






















































Servicio en casa de Juanita

Era como sacar nuestras miserias, uno piensa que está ayudando a una amiga, y en realidad nos estamos ayudando a nosotras mismas.

Hola Susi

Te cuento que me levanté rara, sentía muchas ganas de llorar, de romper algo, no entendía por que hasta que comenzamos el servicio en casa de Juanita.

Hubo que vaciar un galpón (almacén), para que junto a su hijo Guille, que trabajó junto a nosotras en la limpieza del lugar, puedan poner en marcha un nuevo emprendimiento de fabricación de comida natural .

En el lugar había de todo, se sacaron cosas que tenían una pila de años, muchas se tiraron, y otras se les dieron a un señor que juntaba chatarras, y así se ganará unos pesos.

Era como sacar nuestras miserias, uno piensa que está ayudando a una amiga, y en realidad nos estamos ayudando a nosotras mismas.

El trabajo se realizó bajo el agua permanente…

Cada una de nosotras dejamos nuestras dolencias de lado, en ese momento nos olvidamos de todo, y realizamos el trabajo con Alegría y Amor, comprometidas con el Servicio del día.

En otro momento vendrá la pintada y otros arreglos que requiera el lugar, por hoy terminamos el trabajo…

Agradecida por esta oportunidad…
Gracias Susi un beso

Cristina